Si Harry Potter dirigiera General Electric

¿Quién diría que una de las grandes obras literarias contemporáneas dirigida para niños y adolescentes encubriría secretos clave de liderazgo? Bueno, a lo mejor esa no fue la intención de J.K. Rowling cuando escribió Harry Potter, pero sí fue la manera ingeniosa en que Tom Morris asoció la fascinación que los adultos pueden llegar a sentir al leerla.

Cuando Morris se percató de que las personas de negocios leían la saga mientras viajaban y esperaban en aeropuertos, supo que no sólo estaban supervisando la lectura de sus hijos, sino que también descubrían esos “pequeños grandes” consejos que les ayudarían a liderar e innovar en sus campos profesionales, e incluso a cambiar el rumbo de sus empresas. Y para eso tomó como ejemplo a una compañía ícono a nivel mundial. En sus propias palabras, la decisión de elegir a General Electric como punto de comparación con Hogwarts se debe a que la empresa es la compañía emblema de los negocios (además de ser reconocida como “La Casa de la Magia”).

Con un estilo que combina la narrativa con el análisis, el autor parte de los personajes principales y las situaciones y dilemas que enfrentan, para explicar cómo debería actuar un buen líder en su empresa, abarcando desde una ejecución con excelencia, hasta la valoración de problemas y riesgos y el trato hacia otros colaboradores.


Los siete capítulos del libro se estructuran a partir de los principios fundamentales del liderazgo, como la necesidad de contar con la guía de un mentor –ojalá de la talla de Albus Dumbledore-, la formación del carácter, el fortalecimiento de las relaciones con los amigos  y la honestidad como eje central de nuestras acciones. Mención aparte merece la sección dedicada al análisis de la ética, pues pocas veces se ha presentado una definición tan clara e inspiradora de este principio.



Y por si aún quedan algunas dudas de si verdaderamente vale la pena leer este libro, basta leer la contra cubierta para querer salir a comprarlo: “Si bien es cierto que Harry Potter vive en un mundo de magia. Morris pone en evidencia que los problemas más difíciles que deben afrontar Harry y sus amigos no suelen resolverse sólo mediante sortilegios. Se superan con inteligencia, razonamiento, creatividad, planificación, determinación, lealtad, confianza, amistad y otras virtudes y cualidades que permiten lograr el éxito en cada aspecto de la vida cotidiana.”.

¡Muy recomendado!







Comentarios

Entradas populares