Pagar un servicio y recibir cada vez menos


Soy cliente de Cabletica desde hace once años... y durante aproximadamente diez fui defensora a ultranza. Tenía una variedad aceptable de programas de calidad y de vez en cuando recibía con alegría algún nuevo canal. Nunca tuve problemas de recepción y siempre disfruté de programas y canales entretenidos.

Sin embargo desde hace año y medio aproximadamente, vengo recibiendo menos de lo que tenía, de lo que esperaba, de lo que contrataba. De pronto, un día amanecí sin HGTV y Food Network. Precisamente cuando empezaron a promocionar un paquete digital que nunca me ha llamado la atención. No tardé mucho en enterarme de que esos dos canales tan apreciados fueron trasladados a la nueva parrilla digital, en una táctica para obligar al consumidor a pasarse a esa nueva modalidad de consumo. Por supuesto que no cedí; aunque me muera de las ganas de volver a verlos no pagaría un capricho, y menos por recuperar el valor de lo que antes me fue prometido y entregado. 

En esa misma época noté como dos canales de películas ininterrumpidas en inglés pasaron a ser canales con películas dobladas y absurdamente cortadas para dar paso a anuncios. Cinecanal y Cinemax dejaron de estar a la altura del consumidor meta de la cablera, porque la premisa bajo la cual muchos pagamos TV por cable es para ver contenido original en inglés y sin cortes comerciales. Sobra decir que desde entonces no he vuelto a sintonizar dichos canales. 
Hace un mes aproximadamente, el nuevo reacomodo de parrilla devela que VH1 "ha pasado temporalmente al paquete digital", pero al consultar por Twitter cuánto era esa temporalidad nunca recibí una respuesta con la definición concreta del periodo. Aún espero saber si el plazo será mediano, largo o indefinido.
Ahora, en tiempos de olimpiadas,y justo una semana después de que nos hemos enamorado de las transmisiones de NBC y disfrutado de las glorias de los deportistas, mi cablera ha bloqueado el canal porque supuestamente "no tiene derechos de transmisión para Centroamérica". Es sabido que NBC es una de las principales cadenas retransmisoras de los Juegos Olímpicos para Estados Unidos, porque hasta producen material para insertar en las transmisiones, pero lamentablemente nuestro proveedor no se aseguró de este detalle de las retransmisiones y nos dio atolillo con el dedo durante una semana, porque ahora debemos sintonizar las pésimas producciones mexicanas si es que queremos saber algo de las justas... Gracias a Dios existe Internet y Twitter, para por lo menos conocer los resultados, aunque nos perdamos la acción en vivo y de primera mano.
Es inaudito cómo el consumidor es despreciado por el oferente... hemos llegado a los días en que se ofrece un servicio sin valor; porque yo ahora no siento ninguna ganancia con la TV por cable: ni la disfruto ni me entretiene. Entre refritos y realities, sale gananciosa la lectura, porque podemos retomar un hábito aún más sano y formativo, o YouTube o Netflix, porque son tan flexibles que me permiten ver lo que quiera, cuando quiera y donde quiera. 
Lo triste es que toda la interacción mágica de sentarse frente a la TV para disfrutar de un canal por cable se ve afectada por un trato casi soez para quienes pagamos por ella. Sólo nos queda esperar que sea pronto cuando ipTV esté disponible para todos los costarricenses y podemos pagar por lo que vemos y queremos consumir, no por lo que nos impongan.
Mientras tanto, tendremos que recurrir al botón de "Mute", al "Zapping" y dar gracias por esa maravilla que se llama Internet.







Comentarios

Entradas populares