Monólogo de una Mujer Moderna

Hoy quiero reproducir este texto, que me llegó al correo hace ya un par de meses, pero que tiene vigencia eterna. Es una posición en la que a menudo yo misma me encuentro, y en la que hemos coincidido entre varias mujeres, amigas, compañeras, familiares…
Se dice que en alguna ocasión Adela Micha leyó esta puesta al aire. No sé si será cierto o no que lo leyó, tampoco si fue ella quien lo redactó, pero es tan cierto y concreto,  y tan liberador, que tengo que postearlo. A lo mejor ya lo han leído, o quizás no, en todo caso, ¡disfrútenlo!
PD: le agregué unas imágenes de Maitena para concretizar el estado.

MONÓLOGO DE UNA MUJER MODERNA

Son las 6:00 am., el despertador no para de sonar y no tengo fuerzas ni para tirarlo contra la pared, estoy acabada, quiero quedarme en casa, cocinando, escuchando música, cantando, etc. Si tuviera un perro, lo pasearía por los alrededores. Todo, menos salir de casa, meter primera y tener que poner el cerebro a funcionar.
Me gustaría saber quién fue la bruja imbécil, la matriz de las feministas, que tuvo la  grandiosa idea de reivindicar los derechos de la mujer, y por qué hizo eso con nosotras, que nacimos después de ella.
Estaba todo tan bien en el tiempo de nuestras abuelas: ellas se pasaban todo el día bordando, intercambiando recetas con sus amigas, decorando la casa, podando árboles, plantando flores, recogiendo legumbres de las huertas y educando a sus hijos. La vida era un gran curso de artesanos, medicina alternativa y cocina.
Y después se puso mejor; teníamos servidumbre, llego el teléfono, las  telenovelas, la píldora, la tarjeta de crédito,¡¡¡ahora el Internet!!
¡¡¡Cuántas horas de paz!!!
Hasta que vino una pendejita, a la que por lo visto no le gustaba el corpiño, ni dedicarse al hogar, vino a contaminar a varias otras rebeldes inconsecuentes con ideas raras sobre 'vamos a conquistar nuestro espacio'. ¡¡¡Qué espacio ni qué la chingada!!!
¡¡¡Si ya teníamos la casa entera!!! ¡¡¡Todo el barrio era nuestro, el mundo a nuestros pies!!!  Teníamos el dominio completo sobre los hombres; ellos dependían de nosotras para comer, vestirse... y ahora... ¿Dónde carajos están, dónde?
Acabamos muertas, ni hacer el amor queremos, nos  duele la cabeza, argumentamos mil tarugadas por cansancio...
Nuestro espacio... ahora ellos están confundidos, no saben qué papel desempeñan en la sociedad, huyen de nosotras, como el diablo de la cruz, les damos miedo, tanta pinche independencia acabo por hacerlos huir o en el peor de los casos ya no saben que ellos mantenían la casa y nosotras terminamos  por mantenernos... ¡¡¡pues claroooo!!!
Ese chistecito, acabó llenándonos de deberes, y lo peor de todo, ¡¡¡acabó lanzándonos dentro del calabozo de la soltería crónica aguda!!!
Antiguamente los casamientos duraban para siempre. ¡¡¡Y ahora si te divorcias hasta hay que mantenerlos a los @#%&&&"#!!!
¿Por qué, díganme por qué, la liberación femenina????...que sólo necesitaba ser frágil y dejarse guiar por la vida, comenzó a competir con los machos...
Miren el tamaño del bíceps de ellos y miren el tamaño del nuestro. Estaba muy claro, cada quien en su sitio desde Adán y Eva....liberación femenina...esto no iba a terminar bien, ¡¡¡claro que no!!!
No aguanto más ser obligada al ritual diario de estar flaca como una escoba, pero con bubis y trasero durito y bien parado, para lo cual tengo que matarme en el gimnasio, además de morirme de hambre, ponerme hidratantes, antiarrugas, padecer complejo de radiador viejo tomando agua a todas horas, y demás armas para no caer vencida por la vejez, maquillarme impecablemente cada mañana desde la frente al escote, tener el pelo impecable y no atrasarme con las mechas, que las canas son peor que la lepra; elegir bien la ropa, los zapatos y los accesorios, no sea que no esté presentable para esa reunión de trabajo, tener que resolver la mitad de las cosas por el celular, instalarme todo el día frente al PC trabajando como una esclava (moderna, claro está), con un teléfono en el oído y resolviendo problemas uno detrás de otro, que además ni son mis pinches problemas!!!
Todo para salir con los ojos rojos (por el monitor, claro, porque para llorar de amor, ni tiempo hay), ¡¡¡y mira que teníamos todo resuelto!!!
Estamos pagando el precio por estar siempre en forma, sin estrías, depiladas, sonrientes, perfumadas, uñas perfectas, sin hablar del  currículum impecable, lleno de diplomas, doctorados y especialidades.
Nos volvimos 'súper mujeres’. ¡¡¡Pero seguimos ganando menos que ellos y de todos modos nos dan órdenes estos cabrones!!
¿¿¡¡¡QUÉ PASAAAAAA!!!??     ¡¡¡YA BASTAA!!!
Quiero que alguien me abra la puerta para que pueda pasar, que corra la silla cuando me voy a sentar, que me mande flores, que me dé serenatas en la ventana. Si nosotras ya sabíamos que teníamos un cerebro y que lo podíamos usar. ¿¿Para quééééé había que demostrárselo a ellos, a ver para quééééé??
Ay, Dios mío, son las 6:30 am y tengo que levantarme... ¡que fría está esta solitaria y grandísima cama!... carajos!!!!... quiero que un maridito llegue del trabajo, que se siente en el sofá, que disfrutemos de una cena juntos, que me haga el amor muy rico, que me haga sentir mujer.... porque descubrí que es mucho mejor servirle una cena casera que atragantarme con un sándwich y una coca-cola light mientras termino el trabajo que me traje a casa, para variar.
No, mis queridas colegas, inteligentes, realizadas, liberadas... y... ¡¡¡abandonadas!!!!   Estoy hablando muy seriamente... Renuncio a  mi puesto de mujer moderna.

¿ALGUIEN MÁS SE SUMA...???????


Comentarios

  1. Muy Bueno el Post mis queridas!

    Para decir verdad en un par de cosas no concuerdo. Paso a detallar:

    Es cierto que nos cuesta una barbaridad levantarnos de la cama... hasta para hacer pis, creo yo!!! (y en inviernoo.. te la empaqueto y le pongo moño!) Aunque también creo que si viviéramos encerradas y tiradas en nuestras camas o sillones, mirando novelas o tejiendo escarpines, moriríamos de la depresión!
    En cierto punto, ésta mujer que reinvindicó nuestros derechos nos salvó! (no quiere decir que no haya días que se la quiera matar y que nos acordemos de todos sus parientes)

    El trabajo dicen que dignifica y bla bla bla, más que dignificarnos nos LIBERAA!!
    LIBERA nuestras mentes, LIBERA nuestros miedos, angustias.

    La mujer del ayer, que no trabajaba, y sólo era ama de casa y madre, sufría el síndrome de sólo ser eso para el hombre, la que "trabaja" en casa, quizas también un par de masajitos... pero en fín, ser un USO y DESUSO de ellos, descubriendo en un futuro (las avispadas que podían hacerlo) que de lo aburridas y monótonas que se volvian, pasaban a ser las mayores cornuudas de todas, CLARO, no era ilógico, pasa hoy en día y quizás más en las mujeres, EL QUE SE ABURRE EN CASA Y NO TIENE LO QUE NECESITA, LO BUSCA ARAFUE!!
    A todo ésto las mujeres entraban en pánico, si yo me separo, ¿Qué será de miii?! Y ahi llegamos al punto mayor de la cuestion,

    NO TRABAJOO!!!!!!!!! NO TENGO PLATAA!!! AHHH.. COMO VIVOOO????!!!

    El trabajo nos dió esa libertad, de no vivir atadas a un hombre que se ha portado mal con nosotras, sólo por miedo a no tener nada!

    El trabajo nos dió, las que lo quieran admitir o no, compañeros de trabajo, SIII, hoy en día no somos las únicas que nos aburrimos de nuestra monotonía de pareja, como antes eran sólo ellos, hoy nos permitimos salir a tomar algo con compañeros de trabajo, ir a bailar, a un after, y quien dice que no también algo más... No aclaremos que oscurecee, eso ya queda en cada una!

    Tenemos el derecho y la libertad de elegir nuestros horarios, de sentirnos cansadas cuando llegamos a casa luego de un arrduo día de trabajo, y sentirnos con DERECHO de descansar un rato en un sillon, al grito de: no me rompas las p!·$&% que labure todo el día como una negra!!!

    ResponderEliminar
  2. A pesar de ésto, la mujer núnca deja de ser la que lava, plancha, ordena y cocina, entre otras cosas, aunque debemos aceptar que hoy el hombre se modernizó un poco, se adaptó a ésta situación que la mujer también trabaje y pueda sentirse cansada, y cada vez más hombres cocinan, y muuchos de ELLOS casi hasta mejor que NOSOTRAS, hasta que nos enseñan un par de trucos, y cuando les cocinamos igual que ellos, o peor aún, PARECIDO (porqué nunca podremos igualarlas y será un reproche de por vida) a la BRUJA CACHAVACHA de nuestra linda suegra, ya vuelven a tirar la chancleta! Cocina vos viejita.. que lo haces de bienn (tirados en el sillón, con olor a chivo, la zapan que les cuelga, o les empieza a asomar bajo la remera, haciendo el mugroso zapping diario!!)

    Por último, el ritual diario de la mujer, de estar obligadas a estar flacas, lindas, perfumadas, pintadas, rebocadas, con 0,0 de celulitis y demás, es sólo y estrictamente sólo un problema NUESTROO mis queridas amigas. Competimos con la guacha de al lado, con la guacha del laburo, con esa a la que ellos les miran el que sabemos, o las que sabemos, por la calle, y nuestro único comentario es que paj·"$ dios mio!!!! Y lo más triste de todo ésto, es que lo tenemos impuesto desde la televisión.

    Desde ese maldito aparato, que taaantas buenas novelas nos dió, que hoy están suplantadas por cul!"· y mas cul"$·%, que ELLOS no paran de mirar e idolatrar (la mayoría cuando estan entre sus amigos, porque frente a nosotras se les pudre!)y querramos o no ELLOS marcan al mirar a ELLAS, las Cinthias Fernandez que hacen 750 abdominales por dia, (cuando nosotras no lleghamos a 5 sin que nos duela la panza) el status de carnaza que hay que tener, y nos obseciona y nos vuelve a algunas más a otras menos, cada día un poquito más locas!!

    Mi consejo es que está bien cuidarse, sin obsecionarse, pero SÓLO y unicamente por NOSOTRAS MISMAS, no por ELLOS, sólo por sentirnos bien nosotras frente al espejo, como nos sentimos esos días que salimos de bañarnos y el vapor nos persigue de la cantidad de tiempo que estuvimos, nos ponemos quizas un poco de crema, nos intentamos pintar las uñas lo mejor posible (y que no se me corra una, porque seguramente intentando arreglarmela se me corren toodas!!) nos fumamos un puchito para que se sequen más rápido, tiramos el placard abajo en busqueda de algo que convine con eso rrre copado nuevo que nos compramos, nos vestimos, maquillamos, y ya eso, solo eso nos puede hacer sentir bien...

    ESTAR BIEN POR NOSOTRAS MISMAS, y si nos hinchamos de ELLOS, no nos preocupemos, uno mejor vendrá seguro, y la frase que nunca debemos perder de eje es: "Él se la pierde"

    Saludos!
    My

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares