20 lecciones de vida de El Principito


Aunque en teoría es un libro para niños con grandes moralejas, "El Principito" de Antoine de Saint-Exupéry en realidad una guía de consejos para vivir con propósito y sobrevivir a la frustración.

Como adultos, deberíamos recordar esas pequeñas frases llenas de sabiduría que nos incitan a apegarnos a la creatividad y a la sensibilidad para descubrir la razón de ser de las cosas.
  1. Las personas grandes siempre necesitan explicaciones.
  2. Derecho, siempre adelante de uno, no se puede ir muy lejos.
  3. La gente grande juzga por apariencias y desacredita las buenas ideas.
  4. Las personas grandes se fijan en los números y cantidades, no en las cualidades.
  5. Los niños deben ser muy indulgentes con las personas grandes.
  6. Nosotros que comprendemos la vida nos burlamos de los números.
  7. Existen problemas graves y grandes que contaminan y destruyen al mundo entero si no se atacan desde el inicio. La pereza puede causar caos.
  8. Las soluciones o puestas de sol se ven con imaginación en todos los momentos y a cualquier hora, sin que sea hora de que se ponga el sol.
  9. Una vez formulada una pregunta, no hay que renunciar a ella sino hasta encontrar su respuesta.
  10. Si se deshollinan bien los volcanes, arden suave y regularmente, sin erupciones (las crisis deben preverse y sus soluciones administrarse para evitar el caos explosivo).
  11. Los seis planetas que visitó El Principito representan seis grandes desvirtudes de las personas grandes: el autoritarismo, la vanidad, la soledad, la ambición, la monotonía y la automatización, la altanería, y la soledad.
  12. Las estrellas representan la ilusión y el propósito de nuestras vidas: cada quién debe encontrar su significado personal.
  13. La soledad también está presente entre la multitud.
  14. En un planeta rico y diverso, la monotonía se come a la imaginación y nos deja sin iniciativa.
  15. La rutina y la rapidez no nos permiten descubrir nuevas cosas, nuevos límites. Hoy todo está dado; sabemos y tenemos de todo pero no conocemos nada.
  16. Los ritos son necesarios (pero los ritos son celebraciones casi solemnes; tienen significado, no son rutina).
  17. A veces creemos que las cosas o las personas son todas iguales. Lo cierto es que cada una de ellas es única para cada uno de nosotros si desarrollamos una relación. Esa relación está a cargo de nosotros, es responsabilidad nuestra.
  18. No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos. Los ojos están ciegos, es necesario buscar con el corazón.
  19. Nadie está nunca contento donde está. Sólo los niños saben lo que buscan.
  20. Cuando caemos en cuenta del valor que tienen nuestras relaciones, podemos sentir nostalgia. Pero si recordamos el significado de nuestra soluciones y propósitos, podremos reavivar las conexiones con los demás y con el mundo.








Comentarios

Entradas populares